Český Krumlov


Construida a orillas  del  Rio  Moldava, en  la  Bohemia meridional,  al sur de la República Checa,   Český Krumlov, es una pequeña ciudad y una de las joyas arquitectónicas medievales del país, que su inconfundible valor histórico, le hizo ganar el título de “Patrimonio de la Humanidad”  de la Unesco.

 

 

Ceský Krumlov. Chequia.

                                                                                                                                                                                    Foto: Porechnyy Dmitry

 

 Český Krumlov, es más pequeña y apacible que Praga, pero con una historia tan larga y fascinante como ésta. Posee edificios con arquitectura medieval gótica, renacentista, y barroca, entre los cuales se destaca el teatro barroco del castillo, íntegramente conservado desde su nacimiento hasta nuestros días sin ningún tipo de reconstrucción.

 

Vista de Ceský Krumlov. Chequia.

                                                                                                                                                                                        Foto: Karen Blaha
 
 

La ciudad, que data del siglo XIII, es dominada por el complejo del castillo y  la Iglesia gótica de San Vitus, y  en su casco histórico se pueden encontrar más de trescientos monumentos históricos protegidos. Entre ellos está el segundo complejo palaciego más grande de la República Checa.


 


 

En Český Krumlov, se organizan anualmente exposiciones de Bellas Artes Clásicas y Contemporáneas. La oferta cultural de la ciudad incluye museos, galerías de arte, festivales de música, un festival de teatro y  representaciones teatrales al aire libre, en un auditorio giratorio.

 

Ceský Krumlov. Bohemia.

                                                                                                                                                                                     Foto: Porechnyy Dmitry

 
 Pero,  Český  Krumlov, además de arte, ofrece  fiestas  históricas, degustación de cerveza  en la cervecería local, visita a la fábrica de cerveza Eggenberg, especialidades gastronómicas, viaje en balsa por el río Moldava, y recorridos nocturnos por la ciudad.


 


 

Los alrededores de la ciudad también tienen lugares para ofrecer,  como el Castillo  Hluboká  (30 kms.), el Castillo de Rožmberk (25 kms.),las  Ruinas del castillo de Dívčí Kámen (10 km), el Monasterio de Vyšší Brod, que data del año 1259, el Monasterio de Zlatá Koruna, residencia permanente de la exposición “Las letras en el sur de Bohemia”, la zona recreativa del embalse de Lipno, el Bosque de Blansko o el Parque Nacional Sumava, el más grande del país.

 

Ceský Krumlov. República Checa.

                                                                                                                                                                                              Foto: Lou, flickr


 Český Krumlov, es una joya medieval centroeuropea, que conserva su arquitectura y su espíritu, a pesar del paso del tiempo.  


 


 



 


Český  Krumloventre las Ciudades con Encanto de Viajes Costa Mágica.