Mont Saint-Michel




Lugar de peregrinación desde la edad media, el Monte Saint Michel, ubicado en la baja Normandía al norte de Francia, ha sido clasificado como monumento histórico en 1874, y fue incorporado en la lista de patrimonio de la humanidad de la UNESCO en el año 1979.


  

Monte Saint Michel. Normandía. Francia.

                                                                                                                                                                                              foto: Uwe Küchler


 

El Mont-Saint-Michel es una pequeña ciudadela medieval que ha sido edificada sobre un islote rocoso, en el centro de una inmensa bahía bañada por las mayores mareas de Europa, y que antaño contribuyeron a hacer del monte una fortaleza inexpugnable.


 

Monte Saint Michel. Francia.

                                                                                                                                                                           Foto: Giuseppe Citino

 

Durante siglos únicamente era accesible por vía terrestre en los momentos de marea baja, y por vía marítima cuando la marea era alta.  Actualmente se puede acceder a la abadía por una carretera que lleva a los pies de la roca.


 

 

Vistas del Monte Saint Michel.

                                                                                                                                                                                           foto: lulian Ursu


 

 En el año 709, el obispo de Avranches construyó, una iglesia dedicada al arcángel Miguel, luego que este se le apareciera en sueños y le ordenara su construcción.

En el año 966, se instala en la isla una comunidad de Benedictinos y levantan la iglesia pre- románica.  En el siglo XI se construye la Abadía románica y los primeros edificios conventuales.

En el siglo XIII, se levanta el conjunto gótico compuesto de dos edificios de tres pisos, coronados por el claustro  el refectorio, lugar de residencia de los monjes benedictinos.

En los siglos XIV y XV, se protege la abadía con un conjunto de construcciones de carácter militar, que le permite resistir un sitio de más de 30 años, durante la llamada guerra de los 100 años.

La abadía benedictina, experimentó modificaciones continuas hasta el siglo XVIII, lo que le permite materializar a la perfección los estilos carolingio, románico, gótico flamígero y clásico.

Durante parte de los siglos XVIII y XIX, fue utilizado como prisión, pero desde 1874 que se declara como monumento histórico, es objeto de restauración y cuidados.

En 1897, se coloca una estatua de bronce del Arcángel San Miguel a unos 170 metros de altura en la parte superior de la Abadía. 


 

Mont Saint Michel

                                                                                                                                                                                 foto: Sandra Moscoso

 

El Mont de Saint Michael, es uno de los parajes más bellos y visitados de toda Francia, con cerca de 3.200.000 turistas al año, por ello los viajeros expertos recomiendan evitar ir en el mes de agosto. 


 

Vista nocturna de las calles del Monte Saint Michel.

                                                                                                                                                                                            foto: Trey Ratcliff


 

El Monte de Saint Michael, conocido desde antiguo como “La maravilla de occidente”, es un sitio mágico para los amantes del arte y la historia.



 



 

 


 





 

Mont Saint Michelentre las Ciudades con Encanto de Viajes Costa Mágica.